jueves, 5 de noviembre de 2009

Cornelio: Wir sind das Volk

Ay Andrés,

voy a contarte de eventos para mi todo raros pero a la vez muy ilustradores. Anoche –el 4 de Noviembre- tenía una invitación por la Universidad Thomas Moore, la Embajada de Alemania Federal y la Embajada de los Estados Unidos para escuchar a_25 una conferencia magistral de John Greenwald –en 1989 secretario adjunto de la EMBUSA en Berlín Este- más comentarios de los Drs. Mario Torres –en 1989 pasante en el staff del Bundestag- y José Velásquez –Ex-Embajador de Nicaragua en la OEA- sobre la caída del Muro …

Pues la conferencia magistral era 1 hora y media de anécdotas personales de la vida de Greenwald –casado con una Alemana de Berlín-, los comentarios de los Doctores puedan resumirse en (a) al retirarse las botas del soldado rojo de los países ocupados, colapsó el imperio soviético y (b) todos los muros en el mundo –hasta la gran muralla china- colapsan en algún momento. Lo histórico del momento –o sea su esencia en dimensiones históricas- solo lo tocó un poco la Embajadora alemana –por cuya iniciativa se había invitado también a un representante de la embajada rusa- y muy breve Greenwald al mencionar otras connotaciones de la fecha (vea 9 de Noviembre o el largo camino a una Alemania unida y democrática). Al final del evento el Rector y Fundador de la Universidad le otorgó al pueblo alemán (!!) un diploma de reconocimiento por su valiente lucha por la libertad, ejemplo –como él mencionó en sus palabras de bienvenida- hasta para Nicaragua.

Más ilustrativas fueron mis conversaciones después con lo que podemos llamar crema y nata de la derecha actual en Nicaragua –o sea sus cabezas supuestamente pensantes y analíticas como Humberto Belli, Silvio de Franco, René Herrera, Ariel Montoya y otros. Perplejo –te lo confeso- noté una ausencia por completo de solamente acercarse mucho menos de captar la dinámica propia de procesos colectivos –de paso igualmente ausente en la conferencia magistral. Obviamente bajo ésta perspectiva no hay como entender lo que paso en la RDA en 1988 y 1989: un pueblo reclamando en masa su papel protagónico en la historia, algo que simplemente no está dentro de lo imaginable para éstas personas. Consecuentemente había que herorizar a los protagonistas –de hecho millones de hombres y mujeres como tu y yo- y por tanto el diploma.

Como soy mal educado, me atreví a mencionar que precisamente en el mismo momento en Nicaragua mismo se dio un desarrollo similar: la preparación de la primera elección libre y limpia del país, donde por un lado centenares de personas –en su gran mayoría sandinistas- hicieron un tremendo esfuerzo para garantizar el proceso y por el otro miles de personas acudieron a las manifestaciones ni por ser forzado ni por ser pagado sino para manifestar su voluntad de ésta forma ponerle fin a la guerra. Me consta, pues tuve una participación algo importante en un elemento clave, la construcción del primer padrón electoral del país. Cabe mencionar que a los encargados de las JRV, de los centros de computo municipales y departamentales no se los pagó más allá de facilitarles meriendas.

Precisamente en el contexto concreto en Alemania 1989, el Gobierno de Alemania Federal autorizó sin grandes negociaciones -de hecho yo fue el único negociador por lado de Nicaragua, autorizado tanto por la Presidencia (Ortega) como el CSE (Fiallos)- casi 3 millones de marcos en solo 5 días para apoyar al proceso electoral en Nicaragua, incluyendo un vuelo especial de un avión completo para traer los equipos de computo y varias toneladas de papel a Nicaragua. Y me consta que las elecciones del 1990 fueron limpios y transparentes (por la limpia acción de los nicaragüenses mismos, no gracias a la supervisión externa). Por tanto antes de aplaudir al diploma para el pueblo alemán (del éste), los que aplaudieron ayer deberían preguntarse porqué Nicaragua perdió en 2008 lo que se había ganado con tanto sacrificio en 1990. Tampoco debe causar sorpresa que un Gobierno -que apoyó elecciones limpias en Nicaragua y siendo por el otro Gobierno de una Alemania Unida "gracias" al fraude cometido en la RDA- no esté muy "dispuesto" a tolerar el retroceso democrático en Nicaragua. Sería como renegar la propia razón de ser. Lo quise mencionar anoche también ... pero no hubo tiempo para hacerlo (si se le mencioné al Magistrado Herrera).

A mi pregunta a René Herrera donde en el camino del 24 de Febrero 1990 al 9 de Noviembre 2008 se perdió semejante avance democrático, no me supo contestar. Para él –y otros en la ronda- Anastasio Somoza Debayle se cayó no por la insurrección final de todo un pueblo sino porque Carter no quiso venderle armas. Y los sandinistas perdieron las elecciones porque Gorbatschow les cortó los subsidios y hubo supervisión internacional de las elecciones del 1990 (mientras no en las municipales del 2008). Mi pregunta como entonces Ortega logra a hacerse de nuevo presidente con el porcentaje más bajo entre todas las elecciones a las cuales se presentó, no me supo responder tampoco, salvo con la observación que de hecho el porcentaje había sido probablemente aún más bajo que lo publicado puesto que más o menos un 6% del voto total nunca se contabilizó. Para él, como dijo, la política es un ajedrez en lo cual a veces se gana, a veces se pierde .. y fin de la historia. Otros en la ronda le echaron la culpa a Doña Violeta y Antonio Lacayo por no haber metido la Dirección Nacional a la cárcel. Como si esto en algún momento –con miles de armas por doquier- hubiera sido una opción real. Por tanto me temo no es solamente que no les importen los efectos en la dinámica social, que sus actuaciones provocan, si no peor son incapaces de verlos o registrarlos.

Otro ejemplo de la misma manera de pensar: cuando yo presento el avance extra-ordinario de Costa Rica en la agricultura no-tradicional en base de mano de obra nicaragüense, me respondan que en Nicaragua –cierto- no hay seguridad en la tenencia de tierra y por tanto no puede darse semejante desarrollo. Sin embargo se quedan sin respuesta porqué a lo largo de ahora 18 años no hubo en ningún momento esfuerzo serio alguno para componer al menos la parte técnica –es decir Registro y Catastro-, a pesar de ya casi 100 millones de dólares aportados por las más diversas agencias de cooperación. Al parecer hasta Registro y Catastro son resultado de la divina providencia y no de decisiones y acciones de hombres concretos de carne y huesos.

Al fin –para no dejar solamente un lado mal parado- igual extraño fue un evento organizado por ANERFA sobre el mismo tema. ANERFA es la Asociación de Ex-becarios en la RFA, la que a pesar de su nombre aglutina en primer instancia ex-becarios en la RDA. Ahí reportaron el mismo no-entender del proceso en la RDA –ellos estaban allá-, pues dijeron que de prima a primera no entendieron porqué los Alemanes no se contentaron con vivir tan bien –en comparación a Nicaragua. Igualmente como la derecha pasaron en alto, que las manifestaciones se encendieron por el fraude adicional en las elecciones municipales del 1989, las que de todas formas no era libres de por sí tampoco. No les cayó bien mi comparación de los procesos ni para el 1989/90 ni para el 2008, ni en cuanto al fallo de la CSJ. Hay una paradoja ahí: aunque reconocen que no confían pero en nada ni en políticos ni en política ni en elecciones, no son capaces de vincular su propia desconfianza con la real debilidad institucional a tal que en fin se les quede solamente la fe puesta en milagros como alternativa.

No se si tendrá mucho sentido seguirles hablando a ciegos de colores o –como uno de los participantes del evento en la Thomas Moore me caracterizó- seguir con el papel de un Don Quijote alemán en la mancha nicaragüense … pero ni modo, me temo que no puedo de otra …

Cordialmente
Cornelio